Archivo de la categoría: MONUMENTOS

Rutas Senderos Arqueológicos

 

mapas

Os presentamos las rutas elaboradas y definidas por el Taller de Empleo Albaida Sostenible.

Nuestro recorrido empezará en la emblemática Torre Mocha, donde se explicará parte de su historia y seguiremos hasta la zona de La Barranca, donde contemplaremos el hermoso entorno natural que encierra la zona, y donde se concentran varias riquezas naturales y arquitectónicas, como son los diversos manantiales que abastecen la Fuente Salobre, de origen romano,  uno de los asentamientos más antiguos como es el del Cerro del Calvario, ect… . A partir de aquí, iremos pasando por diferentes yacimientos arqueológicos, donde a través de un formato papel mostraremos la recreación de cada uno de esos asentamientos y de los hallazgos arqueológicos encontrados en cada uno de ellos. Asimismo, a lo largo de todo el recorrido iremos hablando de la fauna y flora típica de esta zona.

 

Corredor Verde

Archena

Anuncio publicitario

EL CANTILLO

cantillo

Aunque no hay placa ni reseña en el lugar de este nombre, es así como se le conoce popularmente. Seguramente debido a que era una esquina o ensanche de dos calles (calle Cristo de la Veracruz con calle Cervantes). Lugar donde comienza el centro histórico y comercial del pueblo.

En fiestas, este lugar cobra quizás por sus características, una relevante importancia.

CALLE VELARDE

 

calle velarfe

 

La calle Velarde es una de las comunicaciones supramunicipales más antiguas de Albaida.

Llamado como el Camino Sanlúcar, que comunica nuestra villa con la mencionada localidad. Seguramente en la Antigüedad antes del ensanche de Albaida hacia el Sur, este camino tendría su inicio en el comienzo del antiguo camino de Aznalcóllar, a la altura del Molino de la Tinaja. En la expansión de nuestro pueblo seguramente se amparó en dicho camino, dando lugar a la Calle Velarde y después a la calle Colón en cuyo inicio había otro Molino.

Calle de gran belleza, con sabor a pueblo; estrecha, con fachadas muy cuidadas, por la cual gusta pasear. En Semana Santa realza aun más si cabe su esplendor con la presencia en la calle de las hermandades en procesión.

 

 

CALLE TINAJA

IMG_4190

La calle Tinaja cuyo nombre tiene su origen de la existencia de la tinaja aceitera del molino situado en esta misma calle.

Aunque este fue su nombre popular, y ahora denominación de la Calle, anteriormente se llamó calle Viriato, y así figura en los planos de 1970 y así se llamó hasta que pasó a llamarse calle Queipo de Llano. En 2003 lo que siempre fue su nombre popular, se convirtió en el nombre de la calle “La Tinaja”.

Esta calle debió pertenecer al casco histórico de Albaida, como una calle de puertas traseras, tanto del molino, como de los corrales de la acera norte, sus primeras casas, se hicieron en el siglo pasado, cuando el molino dejó de existir, en la en lado contrario estaban las puertas del campo de Eustaquio Diez y de Amador Rodríguez cuyos corrales ocupaban la mayor parte de ese lateral. No obstante la modernidad de sus edificaciones residenciales, como decimos fue una calle del casco antiguo.

En su subsuelo existe una Galería de la época musulmana ( según Madoz), que a principio de los años 60 fue descubierta por el hundimiento del empedrado de la calle. El Hueco que se abrió fue de 1,50 m. aproximadamente, y estaba frente a la Cancela de Eustaquio Diez por detrás de la Capilla de Veracruz. Según la tradición oral esta Galería subterránea también pasaba por debajo del molino y bajaba hasta la Cárcava, desgraciadamente con las obras de nueva planta ejecutadas en los años 60 se taparon las cuevas allí existentes, aunque aún deben permanecer las de la tinaja, el molino , la capilla, y el contorno Histórico de Don Fadrique, calle Iglesia Cristo Rey, Ambrosio Lorenzo y toda la manzana hacia que dibujan esas calles.

Otros estudios, señalan a que la calle Tinaja es una deformación de su propio nombre de, calle de las tinadas, lugar donde se encerraba el ganado y los animales de labor, ya que a esa calle daban los portones de los corrales de las casas.

 

 

CRUZ DEL BARRERO

 

cruz

No podemos afirmar con toda certeza el origen de su denominación, pero teniendo en cuenta que los hornos de ladrillos en Albaida tienen más de 1000 años de existencia, ( En el campo de Albaida, se han hallado piezas de ladrillos romanos cortados con el barro de la barranca), lo que nos indica el horno ladrillero, que se situaba frente a esta Cruz, en el lugar que hoy ocupa la farmacia, podría ser de tiempo inmemorial, y la ubicación de la Cruz recibió el nombre del Barrero, que es como se le llamaban antes a los trabajadores del Barro y al lugar donde éste se depositaba.

La Cofradía de la Hermandad de  Vera Cruz de Albaida del Aljarafe ,viene haciendo estación de penitencia a la Cruz del Barrero desde tiempo inmemorial, conocemos una fuente escrita de la que se refiere a la Cruz del Barrero en la dación en cuenta de 20 de mayo de 1726 de la Hermandad de la Vera Cruz , donde se destinan «noventa y un real y veinticinco maravedíes de vellón que gastó en ayudar a componer la Cruz del Barrero», y así obra en su Libro de Cuentas del citado año (1) . De la lectura literal se deduce que el dinero empleado fue para arreglar o reparar dicha Cruz del Barrero, no para construirla, y debió ser superior el gasto a lo aportado por la Hdad. De Veracruz, pues el texto dice “gastó en ayudar a componer”, esto nos llevar a dos conclusiones:

1.- Que se trató de una Restauración no de una obra nueva, lo que nos indica que la Cruz era muy anterior, y se encontraría en mal estado, para que fuesen necesarias dichas ayudas. Lo que nos induce a pensar que si fue precisa esta importante restauración es porque la Cruz ya tenía muchos años, quizás siglos antes de la mencionada Fecha.

2.- Que la obra costó más dinero del que figura en dichas cuentas, porque da a entender que hubo otras aportaciones ajenas a dicha hermandad.

Es de mencionar por último, que nuestra Cruz como la de Olivares, Salteras, Valencina o Umbrete, son denominadas como cruces de término, que se impusieron durante el siglo XV, y que se situaban a las entradas de los pueblos, marcando las lindes de las feligresías, también llamadas humilladeros, pues era el lugar donde los peregrinos y viajeros que llegaban a los pueblos se arrodillaban (humillaban) . Por último Solían ser en los viacrucis la última estación.

Por estas fechas la Cofradía salía sobre las tres de la madrugada y, tras hacer estación a la Cruz del Barrero, regresaba con las claras del día a la Capilla de su Hospital” (del Libro de Romualdo Gelo Albaida estudio Documentado)

Esta Cruz fue restaurada a principio de los años 70 del pasado siglo, y aunque la obra fue ejecutada con maestría.

Hacia finales de los 90, la Cruz del Barrero , se trasladó a unos 7 metros de su ubicación original, con motivo de la ejecución de la Rotonda de la Cruz. Su ubicación anterior estaba a 3 escasos metros de la tapia del Almacén de Fuster.

Fuente:

Miguel Ángel Castilla

http://www.degelo.com

 

FUENTE SALUBRE

 

SALUBRE

Situada en el centro de la Barranca nos encontramos la fuente-manantial llamada fuente Salubre y popularmente «El Pilar», la cual data de época romana, fabricada en ladrillos de la época y utilizadas posteriormente por árabes, y en nuestros días como abrevadero de animales.

De ella parten varios caminos, dos de los cuales llevan al corredor verde del Guadiamar a dos puntos diferentes de este.

Manantial inagotable de agua potable que surge del subsuelo a través de rocas detríticas.

Se cree y se observa que en su época, esta fuente, en su construcción fuera más monumental.

SALUBRE2

 

FUENTE ARCHENA

 

archena

 

Situada a 2.5 Km. de nuestra localidad, accedemos a ella a través de la calle y posteriormente camino que lleva su mismo nombre, adentrándonos en plena naturaleza, rodeados de olivos y tierras de labranza.

La fuente data de época romana y es pozo y fuente a la vez, sirvió para abastecer de agua al antiguo poblado romano de Archena situado en el cercano Cerro del Cabezo así como refresco y abrevadero en la antigua vía romana que cerca de ella pasaba.

Posteriormente el poblado pasó ser una importante alquería árabe. Así como también abasteció de agua a la alquería de Solúcar Al-bayda (Albaida del Aljarafe) y de abrevadero para el ganado.

Situada a 50 metros sobre el nivel del mar entre los arroyos “Los Romeros” y el de “Valdegallinas” estos afluentes del Guadiamar, acumulan agua en grandes galerías subterráneas, con techos abovedados en arcos.

Se accede a ellos a través de un brocal de 3×3 metros y una fosa vertical de 15 metros de profundidad.

Esta obra romana, por su magnitud y dificultad, debió ser en su momento una costosa y extraordinaria obra de ingeniería.

Los datos disponibles nos impulsan a pensar que en época de al-Ándalus, los entornos ocupados por el área arqueológica Archena, con centro en el Cabezo del Ventenero, se correspondieran con el de una alquería importante, aldea o pueblo, llamado Qarsana, citado por Ibn Hazm, siglo XI, en al-Yamhara como ubicado en al-Saraf, Aljarafe, (Ahmed Tahiri, 2001). Pronunciado Karchana derivaría al castellanizarse en Archena, quizás como su nombre originario. Para Oliver Asín (1945), el topónimo Archena, al que se refiere como «… fuente de Albayda», formaría parte de los nombres de fincas ibero romanos. Qarsana andalusí podría ser la población de al-Tafayl ben Abbas, descendiente de una importante familia sevillana andalusí, el linaje de Gatafan ben Sa´d (Elías Teres, 1957). Tras el repartimiento de Sevilla su territorio podría haber quedado englobado en el de Albaida o Sanlúcar la Mayor y, posiblemente sin intentos repobladores, se arruina permaneciendo tal vez su recuerdo en el lenguaje popular que se refiere a estos sitios como Ciudad Archena.

Actualmente en sus alrededores se encuentra una zona acondicionada para el descanso.

 

CASA DEL CURA

 

casa del cura

Está situada en la confluencia de la calle Don Fadrique y la calle Cristo Rey, este edificio fue anteriormente la llamada «Casa de la Cilla» (del latín Cella = Desván, granero), de arquitectura popular Andaluza del siglo XV.

Lugar donde se recogían y guardaban los granos y demás frutos que los campesinos estaban obligados a pasar al cabildo por motivo del diezmo de todo cuanto recogían de su producción.

Aunque muy modificada se puede ver en su fachada y sobre la portada dieciochesca, un azulejo con las jarras y azucenas que indican su antigua y primitiva pertenencia al cabildo catedral de Sevilla.

Hasta hace unas décadas se le conocía como «la casa del cura» pues en ella residía tradicionalmente el párroco de la localidad.

Originalmente, constituyó un conjunto mucho mayor que el actual, llamado las “Casas de Palacio del Señorío”. Por entonces constaba de una casa-puerta (es decir, una amplia entrada techada por donde podían pasar carros), una cuadra, un patio central, diversas cillas o almacenes de grano, un molino de aceite, una caballeriza y la vivienda. En la actualidad, sólo se conserva una parte del antiguo conjunto en el ángulo sureste, mientras que el resto está ocupado por una serie de construcciones modernas que se han levantado sobre el solar.

Como curiosidad, comentar que bajo esta casa se descubrieron túneles antiguos, posiblemente relacionados con el almacenaje y posibles vías de escape o comunicación (Todo por investigar)

casa cura 2

Fuentes:

Pag. 484-485-486  (El primer diario digital independiente de Sevilla)

http://www.degelo.com

 

AYUNTAMIENTO Y PLAZA DE ESPAÑA

 

5

La Plaza de España, donde se encuentra ubicada la iglesia, no siempre ha tenido el mismo aspecto.

Hasta los años setenta, en el centro de la misma se encontraba una fuente de varios grifos que eran utilizados para el abastecimiento de agua para los vecinos, también tenía en su centro una farola y se la conocía popularmente como «La Trona». Hoy día, tras varias transformaciones estéticas, dicha fuente ha sido sustituida por un monolito dedicado a la Virgen del Rocío, elevándose la imagen de Nuestra Señora sobre un pedestal; alrededor del cual, en la parte peatonal central se disponen naranjos y bancos de hierro forjado.

5b

 

Aquí mismo se ubica el ayuntamiento, antigua casa consistorial, que antaño disponía de calabozo propio así como el monumento a los caídos que tras su nueva reconstrucción, ambas dependencias fueron suprimidas quedando el aspecto actual.

La plaza, anteriormente se denominó plaza de José Antonio Primo de Rivera. En ella se encuentran el ayuntamiento, el juzgado de paz, la iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Asunción y el oratorio de la Hermandad de la Soledad..

Con unos 100 metros de perímetro, confluyen en ella la calle Ambrosio Lorenzo López, la calle de la Iglesia, la calle Madre Dolores Márquez y la avenida de la Constitución.

 

ORATORIO DE LA HERMANDAD DE LA SOLEDAD

fachada vera cruz

Hay constancia documentada que durante los s. XVII y XVIII, previo a la estación penitencial, la hermandad realizaba el descendimiento. En el lugar donde actualmente se levanta el Oratorio de la Hermandad de la Soledad se encontraba «El Calvario» en el que se colocaba «la Cruz de las Toallas» y se realizaba el Acto del Descendimiento con una imagen de Cristo articulado. Este acto tuvo lugar hasta mediados del s. XX.

Son dignos de mención sus ricos enseres y bordados realizados a manos de las propias hermanas.

Fue construido entre los años 1.976 y 1.989 y bendecido por el cura párroco D. Manuel Gordillo Cañas el 12 de marzo de 1.989.

El 1 de Noviembre del mismo año, Festividad de Todos los Santos, Fray Carlos Amigo Vallejo Arzobispo de Sevilla dedicó este Oratorio bajo la advocación de los Sagrados Titulares de esta Hermandad.

Desde 1.989 la Hermandad de la Soledad, realiza sus salidas procesionales de Semana Santa, en la tarde del Viernes Santo , Domingo de Resurrección y Festividad desde este Oratorio.

Para ello el Stmo. Cristo de los Afligidos (tallado en 1.787 por D. José Varela) y María Stma. de los Dolores en su Soledad (de autor anónimo) se trasladan desde la Parroquia de Ntra. Sra. de la Asunción de Albaida del Aljarafe sede Canónica de la Hermandad.

Edificio:
Edificio de planta rectangular de estilo neoclásico, con pequeña espadaña sobre su portada, rematada con una hermosa cruz de hierro fundido.

Entre la espadaña y la puerta principal de esta, encontramos un azulejo del Cristo de los Afligidos, así mismo, dentro del porche enrejado anterior a su puerta, encontramos en un lateral otro azulejo, esta vez de Ntra. Sra. de la Soledad.

En el porche antes mencionado era donde se representaba antiguamente el descendimiento del Cristo en la Cruz de las Sabanas.

En la trasera de la nave principal encontramos los despachos y dependencias de la hermandad, donde se encuentran los enseres y taller de bordados.

 

CAPILLA DE LA SANTA VERA CRUZ

fachada vera cruz

Se encuentra en la calle Cristo Rey de la localidad albaideja, haciendo esquina con la de Ambrosio Lorenzo López
Antiguo hospital de San Sebastián del S. XVI, del cual únicamente sobrevive una puerta ojival de acceso al patio; sobre el que se edificaría la primitiva ermita en el siglo XVII.
La ermita fue sometida a una restauración en 1896, pero debido a encontrarse en mal estado de conservación sería finalmente reedificada de nuevo en 1903.
Entre 1954 y 1955 se le añade un presbiterio nuevo, proyectado por el arquitecto Antonio Illanes del Río, y se bendice el retablo mayor.

Dato curioso y de interés, es que a las 8:30 horas de la mañana del 24 de febrero de 1969 la techumbre del templo se derrumbó mientras se oficiaba la Santa Misa, no hubo que lamentar desgracias personales, pero se destruyó todo el interior salvo su retablo mayor.

Sobre la antigua ermita se levantó la actual capilla, bajo la dirección de Álvaro Gómez Terrero.
El 14 de septiembre del mismo año se bendecía la nueva capilla por el cardenal José María Bueno Monreal, colocando la Hermandad un azulejo cerámico en la fachada de la capilla para su memoria y en agradecimiento a los titulares de la Hermandad por su protección.

Entre 1992 y 1993 se enriquece decorándola con yeserías, dorados y marmoleados. Trabajo realizado por los propios hermanos. Además se realizan nuevos retablos para las demás imágenes existentes.

Edificio
Es un edificio de nueva planta. Su actual construcción es de planta de cajón con una sencilla espadaña en la fachada. En esta fachada principal, a los pies, la portada está flanqueada por dos retablos cerámicos, uno en recordatorio del derrumbe y el otro dedicado a la Virgen de la Piedad.
Sobre la puerta ojival , que da paso a un bonito patio interior se halla un balcón popularmente conocido como «la bañera» desde donde en la mañana del Viernes Santo se canta saetas. En este patio también encontramos varias dependencias como almacén, taller de bordado y oficinas.

Alberga imágenes de considerable interés artístico de los siglos XVI, XVII y XVIII, junto con las titulares de la Hermandad de la Santa Vera Cruz, como son el Santísimo Cristo de la Vera Cruz y Nuestra Señora de la Piedad ambas imágenes de talla anónima y, como son la «Santa Cruz», el «Niño Jesús», «Santa Lucía», «San Antonio» y la «Inmaculada»; así como un valioso patrimonio.

 

TORRE MOCHA

torremocha3

Torre D. Fadrique o Torre Mocha como es conocido popularmente en Albaida, es una Torre estratégicamente edificada, pues junto con otras Torres (San Antonio y otras desaparecida) controlaban el Valle del Guadiamar, paso natural desde Huelva por el Norte (Onuba), entrada desde el mar y las minas de Aznalcóllar. Dominando casi todo el Valle del Guadiamar hasta Isbilia (Sevilla).

Incluso por este mismo motivo se podría suponer que es incluso anterior al periodo musulmán pues debido a lo anteriormente dicho, por esta zona cruzaba la calzada romana que unían Onuba (Huelva) hasta Itálica e Híspalis y el también entonces navegable río Guadiamar.

Desde la visión de la torre, también se podía vigilar las ciudades de Laelia y Archena y de numerosas villas y alquerías repartidas por este valle.

Nuestra Torre “Mocha”, pudo ser la más importante de la defensa, pues es la que está a más altura y por tanto, la primera que divisara una posible amenaza y la primera que alertara a las demás torres con señales como: banderas, fuego, humo, etc…

Seguramente, su altura era mayor y rematada por almenas.

Por todo esto; al ser reconquistada Albaida por las Tropas Cristianas, y sabido de su importancia estratégica, el Infante Don Fadrique la mandó a reconstruir en 1253, pues la amenaza musulmana no acabaría hasta la total reconquista, con la toma de Granada en 1492 por los Reyes Católicos.

Esta torre ha sido testigo de importantes acontecimientos a lo largo de la historia, como haber sido el escenario desde donde se tomó posesión jurisdiccional del término al ser vendida la villa en el 1578 al II Conde de Olivares.

La torre es de planta rectangular de 10´15 x 8´30 metros sobre un podio o zócalo de 2´40 metros de altura y 0´50 metros de resalte.

La obra es de hormigón de la época y cantería en las esquinas y la puerta, con un espesor de sus muros de 1´65 metros y siendo su revestimiento interior de ladrillo con rampa de subida y bóvedas de arista y arcos.

La puerta principal está orientada al Norte, estando ésta a una altura de 3´25 metros del suelo a la cual se accedía mediante una escalera de mano que se retiraba desde el interior.

En la fachada contraria a la puerta (mirando al pueblo) hay dos saeteras de arco en ambos extremos de la segunda rampa.

Fue restaurada por los alumnos de la “Escuela Taller Don Fadrique” en el año 1999.

La Torre Mocha, es el símbolo más representativo del pueblo y figura principal de nuestro anterior escudo, aunque a día de hoy nos sigue representando.

inerior mocha

Seguir leyendo TORRE MOCHA

IGLESIA NTRA. SRA. DE LA ASUNCIÓN

IGLESIA

Conquistada Albaida por las tropas cristianas en 1.302, todos los indicios apuntan que próxima a esta fecha debió erigirse su parroquia, perteneciendo ésta a la jurisdicción de Sevilla hasta que pasó en 1.652 y tras la toma de posesión judicial a formar parte de la Abadía Colegial de Olivares.

Es a principio de siglo XVI (1509) cuando tenemos las primeras referencias escritas sobre nuestra Iglesia.

La antigua Iglesia parroquial de Albaida debió ser construida en estilo mudéjar, es decir, caracterizada por la conjunción de arte musulmán y arte occidental.

La fábrica de la Iglesia constaban de tres naves, una centrada o mayor y dos laterales. Al fondo de la nave central, debía estar situado el coro. La iglesia poseía tres puertas, una principal y otras dos laterales.

Tenía una torre con dos campanas. Al pie de la nave izquierda se encontraba la capilla bautismal.

En la nave central, se hallaba el retablo con una imagen de Nuestra Señora, flanqueada por San Pedro, San Pablo, San Isidoro y San Leandro. Estos lienzos debieron ser de muy alta y considerable calidad, dada la reconocida y comprobada maestría de su autor. (Pedro Fernández de Guadalupe). Lamentablemente nada queda de ellos.

Al pie del presbiterio bajo se encontraba un púlpito tallado de madera, con escalera y pie igualmente de madera.

Todo este conjunto arquitectónico fue destruido en 1755 por el llamado “terremoto de Lisboa”.

En los años de construcción del nuevo templo,(cuya duración fue de tres años y medio) la Iglesia se ubicó a la Capilla del Hospital del Glorioso Mártir Señor San Sebastián (actual Capilla de la Vera Cruz).

Finalmente, el 4 de febrero de 1759 tuvo lugar la feliz inauguración y bendición del actual Templo Neoclásico.

Según las fuentes documentales podemos comprobar que ese día marcó un hito en la casi legendaria historia de una parte de la antigua Laelia.

INTERIOR IGLESIA 2INTERIO IGLE

Edificio:

El actual templo parroquial está distribuida en tres naves con diferenciación de crucero. Fuertes pilares cuadrangulares apean los arcos de medio punto que separan las naves. Bóvedas de aristas cubren los laterales, cúpula de crucero y un techo raso en forma de artesa cierran la nave principal. Interesante será reseñar su torre, fachada en el infronte principal, decorada con elementos neoclásicos.

El templo conserva la orientación litúrgica tradicional, ajustándose al anterior templo.

A los pies de la nave del Evangelio, ocupando el mismo lugar que tenía en el Templo destruido, se encuentra un lienzo pintado al óleo de las Ánimas.

Contigua a éste se abre la que fue capilla bautismal.

En la restauración efectuada del 25 de Junio de 1.995 al 30 de Marzo de 1.996 el templo se mantuvo cerrado al culto por las reformas de sus cubiertas y techumbre, siendo consagrado el altar y el templo el día 20 de junio de 1.996 por el Cardenal Arzobispo de Sevilla Fray Carlos Amigo Vallejo.

Durante dichas restauración se encontraron restos arqueológicos en el subsuelo de la nave central, los cuales fueron cerrados al público hasta nuestros días, perdiendo la oportunidad de descubrir, tras su análisis y estudio parte de nuestra historia.